Tax Alert
Home | Suscripción | Cursos | Recomienda | Histórico   Facebook | E&Y Linkedin | E&Y Twitter | E&Y Youtube | E&Y Obtenga información de  eventos y webcasts Descargue la app EY Insights
  Versión PDF 
Agosto 24, 2006

 

NIF en sustitución de PCGA a partir de 2006

Hemos recibido correos suyos solicitando que comentemos sobre los cambios a los principios de contabilidad generalmente aceptados. En respuesta a ellos, comentamos brevemente en que consisten los cambios a las normas que establecen los fundamentos de la contabilidad financiera.

Durante más de 30 años, la Comisión de Principios de Contabilidad (CPC) del Instituto Mexicano de Contadores Públicos A.C.  fue la encargada de emitir la normatividad contable, bajo la denominación de Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.

A partir de junio de 2004, es el Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de Normas de Información Financiera (CINIF), el organismo independiente que asume la responsabilidad de emitir la normatividad contable en México, bajo la denominación de Normas de Información Financiera (NIF) que sustituye al término Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados. A partir del 1º de enero de 2006 entraron en vigor las NIF que  incluyen tanto las normas emitidas por el CINIF (marco conceptual, NIF A1 a A8, y NIF B-1), como los boletines emitidos por la CPC vigentes que le han sido transferidos al CINIF.

La filosofía de las NIF es logar, por una parte, la armonización de las normas locales utilizadas por los diversos sectores de nuestra economía y por la otra, convergir al máximo posible, con las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, Internacional Financial Reporting Standard) emitidas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, International Accounting Standard Board).

La estructura de las NIF es la siguiente:

  1. las NIF y las INIF (Interpretación a las Normas de Información Financiera) emitidas por el CINIF;
  2. los Boletines emitidos por la CPC, que no hayan sido modificados, sustituidos o derogados por las nuevas NIF; y
  3. las NIIF aplicables en forma supletoria

Las NIF se conforman de tres grandes apartados:

  1. Normas de Información Financiera conceptuales o “Marco Conceptual”;
  2. Normas de Información Financiera particulares o  “NIF particulares”, e
  3. Interpretaciones de las NIF o “INIF”.

A continuación ilustramos la estructura de las NIF:

Normas de
Información Financiera

Marco
Conceptual
A1

Postulados básicos (A2)

  • Sustancia económica
  • Entidad económica
  • Negocio en Marcha
  • Devengación contable
  • Asociación de costos y
    gastos con ingresos
  • Valuación
  • Dualidad económica
  • Consistencia

Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros (A3)

Información útil para la toma de decisiones

Características cualitativas de los estados financieros (A4)

  • Confiabilidad
  • Relevancia
  • Comprensibilidad
  • Comparabilidad

Elementos básicos de los estados financieros (A5)

  • Activos
  • Pasivos
  • Capital Contable o patrimonio contable
  • Ingresos, costos y gastos
Utilidad o pérdida neta
  • Cambio neto en el patrimonio contable
  • Movimientos de propietarios, creación de reservas y utilidad o pérdida integral
  • Origen y aplicación de recursos
     

Reconocimiento y valuación (A6)

Presentación y revelación (A7)

Supletoriedad (A8)

   
         

NIF

Particulares

Normas relativas a los estados financieros en su conjunto (Serie B)

Normas aplicables a conceptos específicos de los estados financieros (Serie C)

Normas aplicables a problemas de determinación de resultado (Serie D)

Normas aplicables a actividades especializadas (Serie E)

         
Interpretaciones a las NIF    
         

En relación con las referencias en nuestras leyes fiscales a la información preparada conforme a Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA), consideramos que no debiera haber confusión ya que los boletines emitidos por el Comisión de Principios de Contabilidad forman parte integrante de las NIF sin embargo, nuestras leyes deberán en breve incorporar la nueva denominación de las normas que establecen los fundamentos de la contabilidad financiera para eliminar cualquier posibilidad de confusión, sustituyendo la referencia a PCGA por NIF.

Proyectos del CINIF para 2006

En 2005 el CINIF promulgó el Marco Conceptual contenido en al serie NIF A y NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores.

De acuerdo con el programa de trabajo, durante 2006 y 2007 se llevarán a cabo los siguientes proyectos:

  • NIF B-2, Estado de flujo de efectivo
  • NIF B-3, Estado de resultados
  • NIF B-4, Estado de variaciones en el capital contable
  • NIF B-8, Estados financieros consolidados, individuales o combinados
  • NIF B-10, Efectos de la inflación en la información financiera y NIC-29, Información financiera de economías hiperinflacionarias
  • NIF B-13, Eventos posteriores
  • NIF C-6, Inmuebles, maquinaria y equipo
  • NIF C-7, Inversiones permanentes en acciones
  • NIF C-11, Capital Contable
  • NIF C-13, Partes relacionadas
  • NIF D-1, Ingresos
  • NIF D-3, Obligaciones laborales
  • NIF D-4, Impuestos a la utilidad
  • NIF D-6, Capitalización del Resultado Integral de Financiamiento

Sin duda, las normas contables son dinámicas y deben adaptarse al entorno económico. En ese contexto, los profesionales de la contaduría estamos obligados a mantenernos actualizados y conocer los cambios a las normas que rigen nuestra profesión, con independencia de nuestra área de especialización.

 

Privacidad | Aviso legal | EY Global | Código de Conducta |
Este boletín ha sido preparado cuidadosamente por los profesionales de EY, contiene comentarios de carácter general sobre la aplicación de las normas fiscales, sin que en ningún momento, deba considerarse como asesoría profesional sobre el caso concreto. Por tal motivo, no se recomienda tomar medidas basadas en dicha información sin que exista la debida asesoría profesional previa. Asímismo, aunque procuramos brindarle información veráz y oportuna, no garantizamos que la contenida en este documento sea vigente y correcta al momento que se reciba o consulte, o que continuará siendo válida en el futuro; por lo que EY no se responsabiliza de eventuales errores o inexactitudes que este documento pudiera contener. Derechos reservados en trámite.