Tax Alert
Home | Suscripción | Cursos | Recomienda | Histórico   Facebook | E&Y Linkedin | E&Y Twitter | E&Y Youtube | E&Y Obtenga información de  eventos y webcasts Descargue la app EY Insights
  Versión PDF 
Junio 22, 2006

 

Reglas sobre capitalización insuficiente y no deducibilidad de intereses por endeudamiento excesivo

Este mes, los contribuyentes que hubieran presentado su declaración anual de 2005 y por lo tanto gocen de una ampliación de plazo para el envío, presentarán su dictamen de estados financieros para efectos fiscales ante el SAT, es de suponerse que a estas fechas, si su empresa tiene deudas que excedan al triple de su capital contable ha revisado las reglas sobre capitalización insuficiente establecidas en la Ley del Impuesto sobre la Renta y analizado sus efectos ¿Es así?

La limitante aplica a contribuyentes con capitales tomados en préstamo de partes relacionadas, cuando el monto de sus deudas  exceda al triple de su capital contable.

Los intereses no deducibles son los derivados de deudas por capitales tomados en préstamo que excedan el límite de endeudamiento. Vale la pena recordar que la LISR1 establece que se dará el tratamiento de intereses a la pérdida cambiaria ¿Ha revisado las implicaciones de esta norma en la deducción de la pérdida en cambios derivada de sus deudas?

En 2005 se adicionó la fracción XXVI al artículo 32 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, para establecer una limitante a la deducción de intereses por endeudamiento excesivo.

El objetivo de incorporar la regulación en relación con el sobre endeudamiento es el de evitar que empresas multinacionales trasladen utilidades o pérdidas a diferentes países en busca de un beneficio fiscal indebido.

Por su parte, la exposición de motivos establece que las reglas de subcapitalización entre partes relacionadas residentes en el extranjero, se adicionaron a la legislación con el objetivo de evitar abusos y planeaciones que según los legisladores, venían realizando algunos contribuyentes en perjuicio del fisco federal.

Sin embargo, la LISR no establece con claridad si la norma es aplicable sólo a partes relacionadas extranjeras. Además, va más allá al establecer que esta limitación a la deducción de intereses también es aplicable a los que se deriven de deudas que provengan de capitales tomados en préstamo de una parte independiente residente en el extranjero, cuando el contribuyente sea una parte relacionada de una o más personas morales.

Sobre el particular, el 21 de octubre de 2005 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto por medio del cual se otorga un estímulo fiscal consistente en permitir a los contribuyentes que para determinar su proporción deuda-capital, no consideren el monto de los créditos contratados con instituciones del sistema financiero destinados exclusivamente a infraestructura productiva, siempre que el otorgamiento de dichos créditos esté condicionado al cumplimiento de ciertos requisitos establecidos por el acreedor, mismos a que se hace referencia en tal Decreto.

En la reforma para 2006 se estableció en Ley que no se considerarán para determinar el promedio anual de deudas – capital, las deudas sujetas a las condiciones específicas y determinadas por el acreedor,  consistentes en limitar al deudor para:

  • Distribuir de utilidades o dividendos.
  • Reducir su capital.
  • Enajenar sus activos fijos.
  • Contratar nuevos créditos.
  • Transmitir en cualquier forma la titularidad de la mayoría de su capital social.
  • Permitir que el acreedor intervenga en la determinación del destino de los créditos.

Si su empresa tiene deudas que excedan al triple de su capital contable le recomendamos revisar las reglas sobre capitalización insuficiente y determinar sus efectos fiscales considerando su situación particular, para lo cual, como siempre, estamos a su disposición.

1 LISR. Ley del Impuesto sobre la Renta
   
 

Privacidad | Aviso legal | EY Global | Código de Conducta |
Este boletín ha sido preparado cuidadosamente por los profesionales de EY, contiene comentarios de carácter general sobre la aplicación de las normas fiscales, sin que en ningún momento, deba considerarse como asesoría profesional sobre el caso concreto. Por tal motivo, no se recomienda tomar medidas basadas en dicha información sin que exista la debida asesoría profesional previa. Asímismo, aunque procuramos brindarle información veráz y oportuna, no garantizamos que la contenida en este documento sea vigente y correcta al momento que se reciba o consulte, o que continuará siendo válida en el futuro; por lo que EY no se responsabiliza de eventuales errores o inexactitudes que este documento pudiera contener. Derechos reservados en trámite.