Tax Alert
Home | Suscripción | Cursos | Recomienda | Histórico   Facebook | E&Y Linkedin | E&Y Twitter | E&Y Youtube | E&Y Obtenga información de  eventos y webcasts Descargue la app EY Insights
  Versión PDF 
Julio 17, 2008


Retencion del Impuesto sobre la Renta (ISR) sobre intereses pagados por bancos, sofoles y sofomes a residentes en el extranjero.

En los últimos años se ha observado que las instituciones financieras mexicanas han venido incrementando sus operaciones extraterritoriales y cada vez es más frecuente que las mismas obtengan recursos de diversas fuentes incluyendo las provenientes del extranjero

Asimismo, no cabe duda que el ámbito tributario internacional cada vez es más complejo por virtud de los tratados que diversos países tienen celebrados para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal, dentro de los cuales se encuentra México. Así las cosas, se hace necesario evaluar si una operación es sujeta o no del pago de impuestos conforme a lo previsto por la legislación local y considerando también lo previsto en los citados Tratados que se tengan celebrados.

Tomando en cuenta lo anterior, estimamos conveniente comentar en forma ejecutiva lo relacionado con la tasa de retención de ISR que las instituciones del sistema financiero y en particular los Bancos, las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles) y las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple deben aplicar sobre intereses que paguen a residentes en el extranjero en las operaciones de crédito que tengan a su cargo, considerando para ello las disposiciones vigentes para el ejercicio 2008.

Así pues, en primera instancia estimamos conveniente comentar que de acuerdo con el artículo 1 de la Ley del ISR vigente, tratándose de residentes en el extranjero, se señala que éstos estarán obligados al pago del ISR por los ingresos procedentes de fuente de riqueza situadas en territorio nacional, cuando no tengan un establecimiento permanente en el país, o cuando teniéndolo, dichos ingresos no sean atribuibles a éste.

Sobre este particular el Título V de la Ley del ISR, en su artículo 179, establece que los residentes en el extranjero están obligados al pago del impuesto cuando obtengan ingresos en efectivo, en bienes, en servicios o en crédito, aun cuando hayan sido determinados presuntivamente por las autoridades fiscales, provenientes de fuentes de riqueza situadas en territorio nacional, cuando no tengan un establecimiento permanente en el país o cuando teniéndolo, los ingresos no sean atribuibles a éste. Asimismo, se considera que forman parte de los ingresos mencionados, los pagos efectuados con motivo de los actos o actividades a que beneficien al residente en el extranjero, inclusive cuando le eviten una erogación.

Por otro lado, el artículo 195 de la Ley del ISR, en su primero y séptimo párrafos establece que:

“Tratándose de ingresos por intereses se considerará que la fuente de riqueza se encuentra en territorio nacional cuando en el país se coloque o se invierta el capital, o cuando los intereses se paguen por un residente en el país o un residente en el extranjero con establecimiento permanente en el país…

…el impuesto se pagará mediante retención que se efectuará por la persona que realice los pagos y se calculará aplicando a los intereses que obtenga el contribuyente, sin deducción alguna, la tasa que en cada caso se menciona a continuación:

…II. 4.9% en los siguientes casos:

a) A los intereses pagados a residentes en el extranjero provenientes de títulos de crédito colocados entre el gran público inversionista a que se refiere el artículo 9o. de esta Ley, así como la ganancia proveniente de su enajenación, los percibidos de certificados, aceptaciones, títulos de crédito, préstamos u otros créditos a cargo de instituciones de crédito, sociedades financieras de objeto limitado, sociedades financieras de objeto múltiple o de organizaciones auxiliares de crédito, así como los colocados a través de bancos o casas de bolsa en un país con el que México tenga en vigor un tratado para evitar la doble imposición, siempre que por los documentos en los que conste la operación de financiamiento correspondiente se haya presentado la notificación que se señala en el segundo párrafo del artículo 7 de la Ley del Mercado de Valores, ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de conformidad con lo establecido en dicha Ley y se cumplan con los requisitos de información que se establezcan en las reglas de carácter general que al efecto expida el Servicio de Administración Tributaria. En el caso de que no se cumpla con los requisitos antes señalados, la tasa aplicable será del 10%.

De acuerdo con lo anterior, conforme a lo previsto por la Ley del ISR, la tasa de retención del impuesto que debe ser aplicada por los Bancos, las Sofoles y las Sofomes sobre los intereses que paguen a residentes en el extranjero, como consecuencia del crédito que estas últimas les otorguen es del 4.9%.

Cabe destacar que si bien es cierto que generalmente los Convenios tributarios internacionales prevén tasas menores de retención de impuesto que las establecidas en la Ley del ISR, debemos señalar que para el caso que nos ocupa, la legislación local sí establece una tasa de retención más favorable, por lo que ante esa circunstancia es la que debe aplicar al caso que nos ocupa.

Con respecto a los requisitos que se señalan en la citada fracción, para efectos de estar en posibilidad de aplicar la tasa del 4.9%, consideramos que los mismos no serían aplicables tratándose de intereses por préstamos u operaciones no reguladas por la Ley del Mercado de Valores, ni sería sujeta a la presentación de la información a que se hace referencia en la misma, situación que estimamos debería ser sujeta de aclaración por parte de las autoridades fiscales.

 

Privacidad | Aviso legal | EY Global | Código de Conducta |
Este boletín ha sido preparado cuidadosamente por los profesionales de EY, contiene comentarios de carácter general sobre la aplicación de las normas fiscales, sin que en ningún momento, deba considerarse como asesoría profesional sobre el caso concreto. Por tal motivo, no se recomienda tomar medidas basadas en dicha información sin que exista la debida asesoría profesional previa. Asímismo, aunque procuramos brindarle información veráz y oportuna, no garantizamos que la contenida en este documento sea vigente y correcta al momento que se reciba o consulte, o que continuará siendo válida en el futuro; por lo que EY no se responsabiliza de eventuales errores o inexactitudes que este documento pudiera contener. Derechos reservados en trámite.